Un camino a la inclusión

Tras un proceso de preparación que duró cinco años en el cual se reforzaron diversos aspectos, Matías Brain- quien fue estudiante del San Esteban Diácono- firmó su primer contrato laboral con nosotros y ahora es parte del equipo de Educación Física.





Él se preparó junto al profesor de educación física Cristóbal Valenzuela, desde cosas muy simples como reconocer equipamiento del departamento, indicarle las cantidades y usar implementos para las clases. Todo esto se fue reforzando con el equipo de psicopedagogía del Colegio y de Bárbara Labbe, su especialista particular.

Desde el año pasado, Matías estuvo apoyando a Cristóbal en las clases de psicomotricidad en educación parvularia y hoy se convirtió oficialmente en el asistente de los profesores de Educación Física. Para él, este es un gran paso ya que dijo que estaba feliz de estar en el colegio y que le agradan sus compañeros de trabajo.

Cristóbal Valenzuela, profesor que llevó todo este proceso con Matías, indicó que “fue un trabajo muy largo, donde partimos prácticamente desde cero. Él puso mucho de su parte y con el apoyo de las psicopedagogas se avanzó para conseguir este objetivo y ser contratado por el SED”.

Mientras que Luis Latorre, administrador del San Esteban, opinó que “Matías ha sido un aporte importante para el trabajo del departamento de Educación Física y nos alegra que finalmente se haya incorporado como asistente para el mencionado departamento, tras un largo proceso de aprendizaje”.

Ahora, lo veremos ejerciendo su labor de asistente junto a los profesores Cristóbal Valenzuela y Valentina Frey, ayudando en las clases de Educación Física.